¿QUIÉNES SOMOS?

 

 Somos una comunidad que acoge de manera permanente a hombres y mujeres adultos con discapacidad intelectual y que han sido abandonados.

 Somos personas con y sin discapacidad intelectual, compartiendo la vida en familia, en comunidades que pertenecen a una Federación internacional.

 Existen más de 150 comunidades presentes en 40 países.

 Queremos ser un signo de acogida, integración y respeto por los más débiles, para lograr una sociedad, más justa, solidaria y humana.

 Estamos convencidos de que la persona con discapacidad intelectual puede construir lazos de relaciones mutuas con otras personas con y sin discapacidad y así compartir la vida y crecer juntos. Estas relaciones con la persona frágil nos transforman por completo.

  

Porque TODA vida VALE la pena